Cabina extranjera

Quien lo creería por fin en Madrid yo un tío de treinta y tantos con ganas de coger, ligar o como se le diga …En esta calentona ciudad donde los hombres besan y sonríen al mismo tiempo…. Sin paradero lo único que se me ocurrió después de haber llegado al hotel era conocer BOYBERRY, donde podría desatar mis deseos y hacerlos realidad esas cabinas oscuras o las barras llenas de chicos con verga dotada, busque la dirección en la web y me fui en busca de placer
El taxista me miraba por el espejo retrovisor debo haber tenido una cara de lujuria con ganas de llegar luego, pero este se demoraba más tal vez con ganas también de follar de reojo le miraba su entre pierna y cada vez su bulto era más grande, dentro de mi cabeza se me venían las frases acelera huevon despierta…

Cuando llegamos al lugar él ya se había dado cuenta a lo que en realidad iba creo que si no hubiese tenido tantas ganas de entrar en boyberry estaría mamando esa verga inmensa en un taxi quien sabe donde
Entre con pinta de que no estaba desesperado por encontrar algo y fue mi anzuelo solo me di cuenta que ya estaba en las cabinas mi cuerpo de mano en mano, boca en boca, hasta que sentí una lengua gruesa que se metía en mi garganta y un chico que se atragantaba con mi verga.

El que introducía su lengua era un tío alto joven con su pecho al aire moreno, caliente como la arena de playa, su boca se abría y cerraba, otros miraban pero ya era tarde no me importaba tan lujurioso momento.
Me incline y con esta misma boca que rezo apenas palpe su glande con mis labios ,su pedazo de carne palpitante comenzó a meterse en mí , sus venas de su bulto parecían reventar ese cuero áspero y duro, el chico se meneaba y bramaba de placer, rico , rico dale más rico que lo mamas rico me decía una voz por arriba de mi cabeza y con ritmo de la música se introducía y salía lame los cojones mámalo todo y un chup ,,,chup ,,,,chuppp chupppp sonaba en mi cabeza,
El otro chico que estaba con nosotros me levanto sentí su lengua como trataba de meterse en mi culo ya jugoso por tanto placer .jugueteaba con mi culo y pene al mismo tiempo una lengua que cruzaba de polo a polo con cada pasada ya reventaba lo único que atine fue a mamar con más fuerza el pene del chico de enfrente vi después como su liquido espeso , su leche néctar de los dioses caía al suelo al mismo tiempo que el mío nos miramos los tres nos arreglamos nuestros pantalones como un que no hubiese pasado nunca nada cada uno tomo su lugar en boyberry y yo me retire con la satisfacción de haber estado en el paraíso .Directo al hotel con caminar tranquilo y con ganas de volver a vivir otra nueva experiencia en esas cabinas extranjeras.